Your browser is out-of-date.

In order to have a more interesting navigation, we suggest upgrading your browser, clicking in one of the following links.
All browsers are free and easy to install.

 
  • in vitruvius
    • in magazines
    • in journal
  • \/
  •  

research

magazines

architexts ISSN 1809-6298


abstracts

português
Neste artigo a autora relaciona a arquitetura de Shigeru Ban a alguns episódios de desastres naturais, onde a contribuição do arquiteto com a sua técnica de construção baseada em materiais leves e baratos foi de enorme importância

english
In this article the author relates Shigeru Ban's architecture to some episodes of natural disasters, when the skills of this architect through the use of light and inexpensive materials and his technique, helped enormously

español
Este artículo relaciona la arquitectura de Shigeru Ban y algunos momentos de desastres naturales, donde el arquitecto fue capaz de contribuir con su técnica y uso de materiales ligeros y baratos


how to quote

CAMPOS, Bruna Caroline Pinto. Shigeru Ban y su contribución para la arquitectura efímera. Arquitextos, São Paulo, año 10, n. 115.04, Vitruvius, dic. 2009 <http://www.vitruvius.com.br/revistas/read/arquitextos/10.115/5/es>.

Sigheru Ban – El arquitecto

“La gran diferencia entre muchos arquitectos y artistas japoneses y los del oeste, es que la diferencia entre “influencia” y “copia” está muy clara. Debido a que no se puede definir claramente esta diferencia, tenemos que concretar estos parámetros por nuestra cuenta" (1)

Aficionado por el estilo del New York Five decidió hacer su curso de arquitectura en la Cooper Union, donde habían estudiado Peter Eisenman, Richard Meier y Hejduk, tres de los cinco componentes del New York Five. Finalizado su curso, regresó al Japón y mismo sin experiencias empezó a realizar trabajos por su cuenta, haciendo exhibiciones para Emilio Embasz y Judith Turner, donde se podía percibir su estilo geométrico (2). Define su forma de proyectar como original, supo aprender de los estilos pasados y contemporáneo, sin imitaciones buscando una manera nueva de pensar. El uso del papel como material curriente en sus obras es ejemplo de esto, su estilo se ha moldado en un eje principal: los tubos de cartón. Además de su sensibilidad, la cultura japonesa le ha impulsionado. El papel es muy curriente en Japón y usado de diversas maneras, como el bambú por ejemplo.

En Japón hasta hoy se cree que el solo es un lugar sagrado y debe ser respetado, así que las experiencias que tubo con las construcciones para refugiados de catástrofes naturales, principalmente en Kobe, han sido de gran relevancia. Tubo oportunidad de dar respuesta de la arquitectura para las necesidades de aquél momento, la cual fue perfectamente asimilada para aquellos para quien servia el espacio construido. La respuesta ha venido directamente de los usuarios, la idealizaron ellos y el momento por lo cual pasaban, sus necesidades reales y Ban ha podido captar y dales de vuelta lo que querían. David N. Buck (3) comenta con base en las ideas de Mies van der Rohe que: “…la arquitectura no es un arte individualista, sino que depende del tiempo…”, concluyendo así que Ban está preparado para representar una diferencia fundamental. Complementa Matilda McQuaid (4): “His work has profound relevant because of its ability to draw together both world events and personal beliefs.” Trabaja sin límites, intentando buscar una visión global para solucionar sus problemas, luego asimila nuevos métodos, aunque sepa que lo nuevo no es perfecto.

Para McQuaid (5) Ban no se detene en ornamentación, en formas muy elaboradas o alta tecnología, preocupase más con la estructura, materiales sencillos, creando novedades explorando la reelaboración de lo que ya existe. Para Buck (6), el papel reciclado le ha permitido calidad en la creación de sus espacios además de ser un material alternativo que respeta la naturaleza y evita su degradación,  bien como interactúa con la preferencia japonesa por el uso de materiales naturales en las viviendas. La fabricación es simples explica McQuaid (7), empieza con la pulpa saturada en agua, luego cortase en tiritas y se pone a saturar con pegamento. En seguida son pasadas en un espiral en una barra metálica que cuando retirado, al final, crear un espacio interno hueco. Puede ser fabricado en diferentes diámetros, espesuras y comprimentos, dependiendo del uso. Reciclados, crean un ciclo sin fin de reuso.  El color marrón que tienen los tubos de papel hace recordar el uso de la madera que siempre ha sido muy frecuente. La experiencia de Ban demuenstra que junto con los proyectos para la clientela particular y para los organismos públicos, también trabaja para la sociedad en el sentido más amplio de la palabra, afirma Buck (8).

Obras de Shigeru Ban realizadas en tubos de cartón

Inicialmente Ban participó de una serie de exposiciones usando sus hechos con papel. Todo muy sencillo aunque la necesidad de realizar algo bien hecho en poco tiempo provoca la necesidad de tener buenas ideas muy pronto. Pudo realizar pruebas y mejoramientos en sus investigaciones y propuestas, posibilitándole habilidad y destreza en el uso del papel, como ha podido probar varias veces en un corto período de tiempo, posibilidades y soluciones, tener ideas inteligentes y creativas.

En principio hizo la exhibición de la fotógrafa Judith Turner en 1986. Debería tener en cuenta el traslado a varios sitios y prever la falta de iluminación. Fueron creados paineles ajustables y montables, sistema este que pasó a ser producido como producto estandarizado, posibilitando sacar varias formas de presentación y recorridos (9).

Atraído por los tubos de papel debido al bajo costo, facilidad para reubicálos, low-tech (10) conservación del color natural y producindo poquísimo residuo, Ban empezó de hecho la exploración de este material como función estructural en pequeña escala en 1986 para la exhibición de Alvar Aalto, “Mobiliario y Vidrio”  en Nueva York en el Museo de Arte Moderna, MOMA, y luego en la Galería Axis en Tokio (11). Fue creado un interior que pudiera exponer las creaciones de mobiliario, que por motivos de presupuesto tuvo un uso limitado de madera, tirada al final de la exhibición (12). Así, se pudo proponer el uso de los tubos de papel reciclado de varios tamaños, los cuales pasaron por procesos de impermeabilización y tratamiento de resistencia al fuego, que al final tuvieron una gran calidad estructural y de presentación encorajando mayores pruebas e incluso estudios estructurales con el profesor Gengo Matsui de la Universidad Waseda, con el Centro de Tecnología Industrial de Yokio y el centro de investigación del fabricante. Los grosores y los tratamientos de resistencia contra agua y fuego fueron perfeccionados, el uso de refuerzo estructural en el hueco de los tubos, además de se detectar la buena capacidad de aislamiento acústico y térmico,  fueron muchos estudios que permitieron el uso del material en proyectos siguiente (13).

De hecho el Ministerio de Construcción, sólo permitió construir algo permanente con estructura de tubos de papel en 1993, a través del proyecto de la Casa de papel, sucediendo la construcción de una serie de proyectos (14). Segundo McQuaid (2003), la casa de papel, tuvo como principal misión, inserir el uso del papel en las reglamentaciones de la construcción japonesa. Fue construida en 1995 en Yamanashi, residencia de verano del propio. Tiene ciento diez tubos de papel estructurales atornillados en su base por una junta de madera (2700mm de largo, 280mm de diámetro y 15mm de grosor) ancorados en la fundación de la planta de 10m x 10m de donde se yergue en formato de S, sujetando la cubierta tal cual la planta, creando dos espacios circulares principales, donde el mayor formado por ochenta tubos que soportan cargas y abriga dormitorio, cocina, estar, armario móvil, divididos en una única zona, dos o tres dependiendo de la disposión de la fusuma (15) y del armario, como se hace tradicionalmente en la mayoría de las casas japonesas. En el círculo menor,  de tubos no estructurales, hay un baño y jardín. Externo a los círculos, hay los espacios exteriores: terrazas y una columna de mayor grosor que abriga un lavabo (16). Tiene un discurso especial sobre la relación entre los espacios internos y externos, pues al mismo tiempo que está dentro de la casa perteneces al exterior, y virce-versa, debido a la amplitud creada por la poca división entre los espacios.

Se puede percibir la facilidad y adaptabilidad de los trabajos de Ban muy claramente. Realizó trabajos de escenografía para teatro y desfiles de moda. Trabajó con el director Mannojo Nomura en Tokio en 1997, realizando el decorado para las escenas de una performance basada en una mezcla entre las culturas japonesa y china, en el Teatro Kabuki-za. Cuatro tubos de papel concretaban la idea japonesa de espacio y tiempo. Las columnas de papel fueron exhibidas también en la composición de la pasarela para el desfile de la colección de Issay Miyake en Paris, en 1998. Eran diecisiete unidades de 13m de altura y 62cm de diámetro ubicadas de acuerdo con la disposición de la constelación de la Osa Mayor, por donde entre caminaba los modelos (Shigheru Ban Architects, 2009).

Cada vez más había interés en el uso del papel en las obras, nuevas tipologías y necesidades. Para la Cúpula de papel, construida en Masudagun – Gifu, en 1998, fueron exigidas más pruebas sobre las juntas entre el papel y la madera usada en su construcción. La estructura propuesta sería formada por la composición de tres arcos sobrepuestos generando un vano de 27,2m, las medidas totales de 28m x 25m de extensión y 8m de altura, dividido en dieciocho secuencias de tubos de papel de 1,8m de extensión y 29cm de diámetro externo, debido a la flexibilidad del material, unidos por juntas de madera. Los tubos tuvieron que pasar por tratamiento con poliuretano para crear impermeabilización debido a la humedad y cambios de temperatura que provoca expansión y contracción del material (17).

También usado en situaciones emergenciales, los tubos de papel hicieron la estructura de cobertizos  para los cerca de dos millones de refugiados del genocidio de Tanzania y Zaire, en Ruanda, África, en 1995. Realizado por Ban en pacería con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados – (United Nations High Commission for Refugees – UNHCR), lo cual providenció plástico de 4m x 6m para los abrigos. Los abrigos creados tenían problemas con relación al material estructural que, como no eran fornecidos por la UNHCR, eran buscados en la propia naturaleza por las personas, generando deforestación. Fueron hechos varios estudios en una primera fase cuanto al material, durabilidad, costo, resistencia térmica y ordenación espacial, con base en tres prototipos. La solución encontrada estaba en el tercer prototipo que permitía mayor área libre dentro del abrigo y unión con otros más, creando áreas con otras funciones. La estructura era de papel, después de varias pruebas con bamboo, aluminio y plástico, que son de bajo coste, pueden ser producidos en el sitio, genera poco residuo, son fáciles de transportar y montar (18).

La Glorieta de papel, fue una obra y experimento importante en los estudios de Ban y Matsui, debido al tiempo de exposición del material donde se pudo comprobar la eficacia de la cola usada en su construcción, con sus propiedades mejoradas, la propiedad estructural la hizo igual. Creada para que se pudiera escucha el suikinkitsu (19) en la Design Expo en Nagoya en 1989, la Glorieta fue erguida en una base circular de hormigón que servía como fundación para los tubos de papel (de 4m de largo, 330mm de diámetro y 15mm de grosor) sostenidos individualmente que servían como cerramiento y sustentación de la cubierta. Por precaución, fue construida antes del cronograma para que se pudiera hacer ajustes en sus detalles técnicos, como por ejemplo la necesidad de retirada de algunas juntas para crear entra/salida de aire, detalle este que creó un efecto de luz y sombra cuando encendida por la noche (20).

Después de varias experiencias con el sistema constructivo con base en papel reciclado, en 1991 Ban hizo su primera obra permanente con papel. Una biblioteca, anexo de una casa ubicada en Zushi creada con base en cuatro estanterías que servían también de estructura para la composición de entramados hecha con los tubos de papel y juntas de madera capaces de sujetar el cerramiento y la cubierta arqueada. El uso de muebles como componente estructural culminó en la creación de un nuevo sistema constructivo: “Furniture House” (21).

La Iglesia de papel, construida en 1995 tiene una importancia singular en los trabajos de Ban. Premiada por el Instituto Japonés de Arquitectura, un trabajo de reconstrucción para la iglesia de Takatori quemada en un incendio provocado por un terremoto en enero de 1995 en Kobe. Ciento sesenta personas desabrigadas trabajaron durante cinco semanas como voluntarios en la construcción, haciendo  en uso de papel en la iglesia de papel un factor clave como material de bajo coste y fácil montaje/desmontaje. La estructura de papel fue usada debido al poco tiempo que poseía para el inicio de las obras. Su planta era de 10m x 15m en acero donde estaban dispuestas paredes de paineles de policarbonato translúcido y cincuenta ocho tubos de cartón de 5m de largo (330mm de diámetro y 15mm de grosor) dispuestos de forma elíptica creando un gran vano capaz de adentrar a ochenta personas sentadas (22).

“la respuesta de Ban era simples y convincente. Aunque los materiales con los que se realizó la estructura puedan considerarse poco ortodoxos, se trataba sin ninguna duda de un edificio religioso, con sus espacios sutilmente estratificados y llenos de dignidad y reverencia. (…) mundo natural: la luminosidad de un bosque brumoso: diáfanos rayos de luz que atraviesan un laberinto de troncos; (…) El silencio fue la voz que utilizó Ban.” (23)

Segundo Buck (24), Ban trabajó directamente con la comunidad la cual participó en la definición del programa arquitectónico y la construcción. Hoy la iglesia está en Taiwan, reconstruida tal cual como pudo servir en Kobe durante diez años, de acuerdo con las últimas noticias publicadas por el despacho en 2009.

Ban, sigue probando la capacidad del uso del cartón y de creación de una arquitectura alternativa y que pueda subsidiar incluso aquellos que no pueden acceder a un espacio digno de vivienda después de un momento imprevisto provocado por un fenómeno natural. Las cabañas de papel fueron generadas por la necesidad de abrigar personas después de la destrucción de sus casas por fenómenos naturales que ocurrieron en Japón, Turquía e India. En 1995 en Kobe la propuesta de los abrigos para los desabrigados en el terremoto de Nagata-Ku, fue muy bien aceptada debido a las ventajas cuanto a: coste, montaje/desmontaje, fabricación, tiempo de manipulación, aislamiento térmico satisfactorio, resultado estético presentable, transporte y almacenamiento, todo eso sin perder la capacidad de un espacio con privacidad, conforto, protección y favorable a las actividades de esas personas, obviamente lo mínimo necesario, pero trayendo incluso la dignidad y el derecho de vivir abrigados otra vez. La cabaña, fabricada por voluntarios, compuesta por una base fabricada con cajas de cerveza alquiladas rellenadas con arena, cerramientos en tubos de papel de 108mm de diámetro y 4mm de espesura,  vedados con una cinta de espuma autoadhesiva capaz de resistir el agua. El techo era de lona montado de manera tal que se pudiera abrir y cerrar para el pasaje del aire (25). Cada casa tuvo un coste de 250,000 rupias indianas (26) y eran reciclables lo que facilitó en la busca de financiamiento. Eran necesarias ocho horas para la construcción de las seis primeras casas y en un mes se pudo hacer veinte una, con la ayuda de un equipo de diez voluntarios más un líder por cada unidad. McQauid comenta todavía que la concepción de los abrigos era los más importante, basado en un sistema simple de expresión. Los materiales siempre han existido, pero los conceptos varian de acuerdo con cada proyecto. La necesidad de encontrar el material más barato pero seguros para los abrigos temporáles, por ejemplo, fue lo que generó el diseño de este proyecto.

 “Anyone who participates in the construction of a paper log house in that situation could not find himself spiritually untouched. Moreover, is different to construct temporary housing with one´s own labor as opposed to simply purchasing reddy-made accommodations. Even if the paper log house themselves were pulled down alter several years, they will remain in the minds of the people who built and lived in them.” (27)

En 2001 fue la vez de Bhuj en India, después de un terremoto fortísimo que llegó a 7,9 grados de la escala Richter dejando 600.000 personas sin casa. Ban pudo hacer una pacería con el despacho local Kartikeya Shodhan Associates, indicado por la misma persona que contactó con Ban y patrocinó la construcción de veinte abrigos, una mujer de negocios: Señora Neeta Premchand. Fueron usados tubos de papel de 3,2m x 4,9m para estructurar las paredes y se tuvo que adaptar la fundación usando escombros y piso de barro, para la cubierta, divisiones de bamboo cerradas con plástico (28).

La señora Premchand, responsable por contactar con Ban para las cabañas en India, conoció en 2000, el trabajo realizado para el Pabellón de Japón en la Expo de Hannover. Ella creía que se podría hacer algo parecido o por lo menos con el concepto, técnicas y materiales usados en el pabellón, este que fue un desafío y una experiencia en la cual se pudo realizar una grande innovación plástica y formal. Ya se sabía como crear curvaturas con los tubos como hizo en trabajos como el del Arco de papel también en el año 2000 en Nueva York en los jardines del Museo de Arte Moderna y en la Cúpula de papel en 1998. Creó con la ayuda del arquitecto alemán Frei Otto, el Pabellón de Japón con 3.100m2, en la Hannover Expo, en Alemania, que tenía como tema: Humanidad-Naturaleza-Tecnología: Un Nuevo Mundo Surge. Fue una construcción que consiguió sobrevivir a muchos imprevistos, que demarca un avanzo en la tecnología del papel, incluso porque tenía como meta la mínima producción de residuos y que el material usado pudiera ser reaprovechado de alguna manera. La idea fue hacer una casca ondulada de 74m x 25m x 16m compuesta por cuadrículas de extensos tubos de papel apoyada en una primera base formada por un entramado tridimensional, lo que reduciría el alto coste de fabricación de las juntas de madera y además sería capaz de soportar esfuerzos laterales y de crear la forma en S. La unión de los tubos fuera hecho con empalmes de madera, tejido y junciones metálicas. Ban todavía quería eliminar el uso de madera debido al tema de la sustentabilidad, y el uso del tejido hacía la vez para crear el ángulo necesario para curvar los tubos en tres dimensiones. Otto propuso la creación de una segunda membrana de arcos para mejorar los apoyos y fijar la cubierta hecha con el mismo material usado en bolsos de entrega, un papel inflamable con refuerzo de fibra de vidrio y una cinta de polietileno laminada inflamable. Las fundaciones eran hechas con cajas de acero rellenadas con arena. El pabellón fue un éxito en coherencia con el tema y reglamentaciones alemanas de construcción, una experiencia grandiosa que generó una estructura completamente reciclable (29).

El Museo Nómade fue otro gran trabajo, su área era de 4.500m2, 20m de frente y 205m de extensión hecho en tubos de papel y 148 containers, tuvo su primer montaje en Nueva York – USA en 2005. En 2006 fue trasladado para Santa Mónica (USA), pero tuvo sus dimensiones alteradas. Dividido en dos grandes galerías paralelas de 100m de extensión, con un espacio cubierto entre ellas adicionando tiendas y cinema. Luego instalado en 2007 en Tokio (Shigheru Ban Architects, 2009).

Siguiendo con el tema de los museos efímeros, la propuesta para el New York´s Solomon R. Guggenheim Museum en Tokio, Japón, fue realizada para un concurso en 2001 donde Ban pudo competir al lado de dos íconos de la arquitectura, Zaha Hadid y Jean Nouvel. La propuesta fue dividida en tres partes, cada una referente a tres fases diferentes del proyecto que exigían cambios. La primera fase tenía como requisitos: Una construcción de 7.000m2, con vida útil de dos años, tiempo para proyectar y construir de un año. Ban propuso una columnata en la fachada de la entrada usando el material usado en el Pabellón de Japón, en la Expo de Hannover. Para la fase dos se pedia vida útil de diez años y el tiempo de proyecto y construcción, diez meses. Ban creó un único elemento, un apilado de contenedores de 30m de altura con nueve enormes persianas al largo de la fachada de miraba hacia el oceano. Hizo cambio de materiales y usó un sistema constructivo más eficiente basado en el uso adicional de hormigón y acero para prevenir incendios. Los espacios fueron divididos a través de una estructura interna de papel que media 23m x 30m x 84m, en la cual estaba montada una membrana transparente para la mejora del control climático del ambiente. “This combination of material made the building easy to disassemble, transport, and rebuild in another location.” (30)

La versión final fue simplificada: desarrolló la idea de las persianas dentro una estructura de acero. Las cuatro fachadas eran compuestas por estas persianas fabricadas en de fibra de vidrio transparente que cuando cerradas daba la impresión de que el museo estaba translúcido y cuando abierta aparecía la membrana blanca, responsable por la división de los espacios, como segunda piel permitindo cuando retiradas enseñar el interior (31).

El arco de papel, ubicado en el Abby Aldrich Rockefeller Sculpture Garden en el Museo de Arte Moderna de Nueva York, el MOMA, era una estructura pura de papel de 9,1m de altura y extensión de 26,5m todo en tubos de papel, que transformó el espacio en una grande sala de exposición al aire libre, una instalación temporária. El museo pretendía exponer los avanzos actuales en las construcciones y la propuesta de Ban fue basado en sus trabajos con el papel. La construcción del arco fue hecha en Maspeth, NY, donde la unidad fue dividida en ocho partes para facilitar el transporte hasta el museo, donde fue erguido con la ayuda de una grúa y luego montado. El propio peso y geometría de la estructura generaron su curva natural. Más una vez Ban hizo el elemento arquitectónico de mayor destaque el tejado, inspirado en la experiéncia de Hannover.

Sus trabajos más recientes dentro del tema de estructuras efímeras son de menor escala y varios realizados en Francia. En Paris, fue invitado por la marca Louis Vuitton para crear un espacio expositivo basado en sus bolsos. Creose una cúpula con estructura de papel, protegida con una membrana de PVC blanco en la terraza de la tienda, inspirada en el trabajo textil de bolso Papillon. Y en Palacio de Versalles en 2006 hizo el escenário para un concierto donde creó una caja textil para cobrílo la cual era yerguida por dos maquinárias laterales que funcionaban como columnas móviles.

La importáncia de Ban y del uso del cartón en la construcción

La arquitectura de Shigeru Ban es singular. Es posible encontrar algo parecido, pero lo suyo será siempre reconocido. “He will surelly play an important role in the years to come.” (32). El facto es que Ban ha superado el juicio común, el hecho de agradar o no. El desarrollo del uso del papel en la arquitectura ya no es más una duda. Es real, es posible y además es importante y necesario. La arquitectura debe ser durable lo tiempo que sea necesario, no importa se para una hora, un siglo o siglos.

McQuaid (33) cree que quizás la mayor contribución de Ban haya sido sus investigaciones y el aprimoramento de la utilización de papel en las construcciones. Toma partido de un material simples y banal, conservando sus características, mejorando sus calidades y creando un fuerte material estructural. El uso del papel tienen implicaciones específicas de acuerdo con el sítio, pero los conceptos generales tienen implicaciones de gran magnitud, que pueden variar con el contexto y programa.

Para él, resisténcia y sustentabilidad, dependen de la técnica constructiva y lo cuanto se conoce las calidades del material usado. Ban se refiere al papel como madera envolvida, decindo que el papel y la madera comparten muchas similaridades, incluso uno es fuente para el otro.

“Esa es la gran simplicidad y banalidad del papel que Ban cita en las descripciones del poder y belleza del material. Ban conserva las características modestas de los tubos de papel, mejorando sus calidades fundamentales para crear un sólido material estructural. Mientras él está transformando tubos en monumentales columnas o fantásticas estructuras, pudo cambiar para siempre nuestra noción de debilidad, durabilidad, y naturaleza efímera del papel.” (34)

Las investigaciones de Ban abren puertas para nuevas experimentos y estudios de nuevos materiales. Para él, el uso del papel tiene posibilidad de crescer cada vez más y para eso es necesario estudio continuado y nuevas técnicas para su aplicación. Complementa Buck (35), decindo que aunque sea un material frágil en relación a otros, tiene fácil aplicabilidad y puede ser usado como alternativa en varios tipos de construcción, además favorece al desarrollo sustentable sin impactos negativos.

Existe una lógica visual, que transciende una simple recopilación de fragmentos de formas y que se ve reforzada por el uso de materiales previamente inexplorados para crear espacios completamente nuevos. Existe también una lógica social, que, a través de la exploración de regiones previamente desconocidas para la conciencia arquitectónica japonesa, le permite construir espacios que responden a ideales sociales más elevados.

Se juzguen como se juzguen sus edificios individuales en el futuro, su trabajo ahora tiene una importancia más allá que puramente formal.

“No sólo la cantidad, sino la calidad de la arquitectura social es un fenómeno del diseño del siglo XX. Por supuesto, me gustaría hacer algunas piezas relevantes de arquitectura, pero con tantos desastres naturales o causados por el ser humano, es muy importante para nosotros, las personas que nos dedicamos a la arquitectura, enfrentarnos a los problemas de vivienda.” (36)

Ban enfoca el siglo XXI como el presagio de una época en la que la arquitectura se verá compelida a abrazar activamente inquietudes más amplias, incluso tenendo en cuenta la responsabilidad en referencia al medio ambiente.

notas

1
BAN apud BUCK, David N. Shigeru Ban. 1ª ed. Barcelona, Gustavo Gili, 1997, p. 5.

2
BAN, Shigeru. Shigeru Ban. London, Laurence King, 2001.

3
BUCK, David N. Op. cit., p. 06.

4
MCQUAID, Matilda. Shigeru Ban. 1ª ed. London, Phaidon Press Limited, 2003, p. 6.

5
Idem. ibidem.

6
BUCK, David N. Op. cit.

7
MCQUAID, Matilda. Op. cit.

8
BUCK, David N. Op. cit.

9
Idem. Ibidem.; BAN, Shigeru.Op. cit.

10Low-tech contrário de High tech, que significa alta tecnología, low tech significa algo hecho con una tecnología más sencilla, de fácil asimilación.

11
BUCK, David N. Op. cit.; MCQUAID, Matilda. Op. cit.

12
BAN, Shigeru. Op. cit.

13
BUCK, David N. Op. cit.; BAN, Shigeru. Op. cit.

14
BUCK, David N. Op. cit.; BAN, Shigeru. Op. cit.; MCQUAID, Matilda. Op. cit.

15
Segundo McQUAID, Matilda. Op. cit., fusuma son las divisórias, paredes correderas presentes en la arquitectura japonesa, principalmente en el interior de las casas.

16
BAN, Shigeru. Op. cit.; MCQUAID, Matilda. Op. cit.

17
MCQUAID, Matilda. Op. cit.

18
BUCK, David N. Op. cit.; BAN, Shigeru. Op. cit.; MCQUAID, Matilda. Op. cit.

19
Instrumento musical típico japonés.

20
BUCK, David N. Op. cit.; BAN, Shigeru. Op. cit.

21
MCQUAID, Matilda. Op. cit.

22
BUCK, David N.Op. cit.; MCQUAID, Matilda. Op. cit.

23
BUCK, David N.Op. cit, p.04

24
Idem. Ibidem.

25
BUCK, David N. Op. cit.; BAN, Shigeru. Op. cit.

26
Equivalente a 4.960,32 dólares americanos, o 3.746,49 euros, de acuerdo con la conversión del Banco Central del Brasil en 9 de abril de 2009.

27
BAN, Shigeru apud MCQUAID, Matilda. Op. Cit, p. 14.

28
MCQUAID, Matilda. Op. cit.

29
BAN, Shigeru apud MCQUAID, Matilda. Op. cit.

30
MCQUAID, Matilda. Op. cit., p. 230.

31
Idem. Ibidem

32
Idem. Ibidem, p. 5.

33
Idem. Ibidem.

sobre el autor

Arquitecta y Urbanista graduada por la Unversidade Potiguar en Natal/RN. Pós graduada en Arquitectura, Arte y Espacio Efímero: escenografia, eventos y conceptos escénicos por la Fundación UPC en Barcelona/España, con curso de extensión en Stands Comerciales por la BAU - Escuela de Disseny también ubicada en Barcelona. Actualmente, doctoranda en la Universidad Politécnica de Cataluña (Barcelona/ES) en Comunicación Visual en Arquitectura y Diseño.

comments

newspaper


© 2000–2018 Vitruvius
All rights reserved

The sources are always responsible for the accuracy of the information provided