Your browser is out-of-date.

In order to have a more interesting navigation, we suggest upgrading your browser, clicking in one of the following links.
All browsers are free and easy to install.

 
  • in vitruvius
    • in magazines
    • in journal
  • \/
  •  

research

magazines

interview ISSN 2175-6708

abstracts

português
Entrevista com o professor português Duarte Cabral de Mello abordando sua trajetória como crítico e acadêmico

español
Entrevista con el profesor portugués Duarte Cabral de Mello se acerca su carrera como crítico y académico

how to quote

FERREIRA, M. Piedade; GUTIÉRREZ MOZO, María Elia. Entrevista con Duarte Cabral de Mello. Intelectual portugués habla de su carrera como crítico y académico. Entrevista, São Paulo, año 14, n. 055.04, Vitruvius, ago. 2013 <http://www.vitruvius.com.br/revistas/read/entrevista/14.055/4830/es_ES>.


Duarte Cabral de Mello, Elia Gutiérrez Mozo y João Cabral, VII Bienal Iberoamericana de Arquictetura y Urbanismo, Lisboa, 2008
Foto divulgação [Acervo BIAU]

Conocí a Duarte Cabral de Mello en Madrid, en noviembre de 2007. Ambos éramos miembros del Jurado de Proyectos de Investigación de la VI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo que se celebraría en Lisboa, Portugal, en la primavera de 2008. Además, Duarte era el Presidente de la Asociación Francisco d’Ollanda con la cual se articuló el convenio que instrumentó el evento y, por lo tanto, él fue el Director Ejecutivo de la VI BIAU. Por parte del entonces Ministerio de Vivienda del Gobierno de España, yo me desempeñaba asimismo como Coordinadora General.

Organizar las Bienales Iberoamericanas no es tarea fácil, dada la variedad de líneas de trabajo que contemplan: obras, publicaciones, investigación, concursos, muestras, etc., además de catálogo, exposición, programa académico… y la cantidad ingente de personas implicadas a un lado y otro del Atlántico.

Así pues, trabajamos mucho tanto en Portugal como en España para culminar con éxito la VI BIAU en las difíciles circunstancias que ya anunciaban la crisis en la que estamos inmersos hoy. Sin embargo, lo recuerdo muy gratamente porque tuve la suerte de contar con el apoyo incondicional, la inteligencia, la generosidad y el buen humor de Duarte, siempre.

Sobre ese trabajo “codo con codo” y una corriente torrencial de simpatía mutua que fluyó desde el primer momento, cimentamos una amistad que fue creciendo en este poco y, sin embargo, intenso tiempo transcurrido hasta su muerte.

Duarte fue convocado a las reuniones del Consejo Rector de la BIAU que prepararon la edición de Medellín, Colombia, 2010, en representación de Portugal y él acudió siempre aportando al debate las cuestiones de fondo que le preocupaban y con las que se sentía comprometido, en especial y concretamente, la ética, en su opinión, la piedra angular para entender y abordar el presente.

Fui a Lisboa a hacer un teaching staff en la primavera de 2010 en la Universidad Técnica de la que él era profesor y, como a él le gustaba decir, “joven doctor”. Su tesis doctoral “La arquitectura misma. Anamorfosis y proyecto” es una prueba irrefutable de su músculo intelectual y de su juventud inquebrantable. En ella Duarte se retrató y nos dejó su legado: desde la dedicatoria a su mujer, Maria Manuel, y a sus hijos, pasando por Heidegger y su “Construir, Habitar, Pensar”, hasta el epígrafe final sobre el proyecto y la responsabilidad. Una vida decantada en una propuesta de ética práctica de la arquitectura.

Duarte vino a la VII BIAU de Medellín en octubre de 2010. Antes de partir, me contó su enfermedad. Nos acompañamos mutuamente en ese viaje y en esa estancia que atesoro como uno de mis más preciados recuerdos. Recién operado de sus ojos, todo el mundo pensó que yo le prestaba apoyo: puedo afirmar que fue justamente lo contrario. Nos gustaba visitar la arquitectura de los parques bibliotecas de Medellín juntos y, si era posible, solos. Hablar con la gente. Pasear. Sentarnos. Tomar una cerveza. Disfrutar. Vivir.

Fui con mi familia a Lisboa en septiembre de 2012… para descansar y para verle. Volvimos a estar con él y con Maria Manuel en su bellísima casa, volvimos a pasear por la ciudad pombalina y por el Centro Cultural de Belén. Nos prometimos no dejar pasar mucho tiempo sin vernos para celebrar el regalo de la amistad.

Esta primavera Duarte murió en Lisboa. El 1º de mayo Maria Manuel escribió:

Queridos amigos,
Siento mucho deciros que Duarte murió ayer.
Como sabéis tenía leucemia, que se agudizó hace tres semanas. Estuvo en buena forma hasta dos días antes de morir.
Cariños

Hemos perdido un amigo. Un compañero. Un hombre sabio y bueno. Alguien que hacía el mundo más amable, más comprensible, más habitable. Alguien cuya manera de estar y actuar en el mundo era el reflejo de su forma de verlo. Un arquitecto.

Descanse en paz.

comments

newspaper


© 2000–2019 Vitruvius
All rights reserved

The sources are always responsible for the accuracy of the information provided