Seu navegador está desatualizado.

Para experimentar uma navegação mais interessante, recomendamos que você o atualize clicando em um dos links ao lado.
Todos são gratuitos e fáceis de instalar.

 
  • em vitruvius
    • em revistas
    • em jornal
  • \/
  •  

pesquisa

revistas

arquitextos ISSN 1809-6298


sinopses

português
O Fórum das Culturas de Barcelona expressa, segundo o autor, a condição atual da arquitetura, mais preocupada com o marketing do que com as necessidades reais de nossas cidades


como citar

GONZÁLEZ ORTIZ, Humberto. De la anécdota a la realidad. El Fórum de las Culturas Barcelona 2004.. Una revisión necesaria. Arquitextos, São Paulo, año 05, n. 053.06, Vitruvius, oct. 2004 <https://www.vitruvius.com.br/revistas/read/arquitextos/05.053/538>.

Otredad

buscando la otredad
la contemporaneidad de las ideas
y la fluidez de las palabras
es que me inmiscuyo como ladrón
a través de tu mirada
es que me escurro como sol de la mañana
por tus piernas
es que me transformo en voz que opina
por tu boca
/pero no sirve/o al menos no sirve tanto como yo quisieraporque la otredad
la real y verdadera
/sigue por allí vagabundeando/

sin que nadie la inmiscuya
sin que nadie la recorra
sin que nadie la transforme
sin que a nadie le interese
la contemporaneidad de las idea
la contemporaneidad de las palabras
/y los hechos/Humberto González Ortiz

Disertaciones sobre el Fórum de las Culturas 2004

Normalmente cuando empiezo un artículo de arquitectura reflexiono mucho acerca de lo que “envuelve” a la arquitectura de la que deseo hablar, los arquitectos no nos detenemos a reflexionar acerca de lo que existe alrededor de los objetos construidos, normalmente los libros de arquitectura hablan del “espacio”, del “objeto” y sobretodo de “las intenciones formales” del arquitecto.

Llevo ya muchos años estudiando y algunas veces proyectando arquitectura, y me es imposible “abstraerme” de la realidad que envuelve a la arquitectura de la que quiero hablar. Cualquier “historia” para entenderse debe necesariamente “entrometerse” en la realidad que la genera. Por ello es para mí imprescindible “entender” el contexto en el cual se desarrolla la arquitectura analizada.

Barcelona es una ciudad en constante transformación, una ciudad única donde la gente se interesa verdaderamente por “su” ciudad y participa activamente de ella. La oferta cultural de la ciudad es inagotable, falta tiempo para poder acceder a todos los foros abiertos en los distintos puntos de referencia que esta ciudad ofrece.

La última gran obra de esta Barcelona es el Fórum de las Culturas 2004, con la excusa de una renovación y ampliación de la ciudad de Barcelona, se ha abierto un espacio cultural que quiere ser “un espacio nuevo y creativo para pensar y experimentar sobre los principales conflictos culturales y sociales que tiene que afrontar el mundo en este siglo XXI” (2).

Y justamente a partir de esta excusa por pensar y debatir acerca de los conflictos sociales y culturales del mundo actual, es que nace mi necesidad de opinar acerca de la “arquitectura” que rodea al Fórum, poniendo de relieve el contexto social “del mundo de hoy” para entender así, el porqué no estoy de acuerdo con este Fórum de “parque temático” de la Cultura, que nació plagado de un mar de dudas sobre su legitimidad: “el proyecto aparece demasiado cargado de compromisos institucionales y de implicaciones inmobiliarias y urbanísticas como para no contemplarlo como sometido a planes de promoción de la ciudad destinados a turistas e inversores y a estrategias de autolegitimación política de cara a la propia ciudadanía” (3).

Yo abogo mas por una “multicultural real”, aquella que hacemos los ciudadanos de a pie cada día, la que construyen nuestros hijos diariamente en sus aulas del colegio, la que hacen los arquitectos junto a los pobladores pobres en las ciudades del tercer mundo, y con los ciudadanos de “segunda” en el cuarto mundo, la que algunos arquitectos pretendemos esclarecer con una visión (otra) acerca de esta arquitectura del merchandising actual, la que no acepta desgastes económicos en ciudades llenas de necesidades en sus distintos barrios (4), y donde ni las autoridades, ni los arquitectos proponen alternativas sólidas para resolver el problema de la vivienda y la habitabilidad (5).

Hay quienes justifican el Fórum como una “necesidad urbanística” (6) que requería la ciudad de Barcelona para sanear las casi 50 hectáreas ubicadas cerca del Río Besós, donde la Avenida Diagonal desemboca al mar y Barcelona linda con su vecino Sant Adriá del Besós, sin embargo en el Fórum, el Ayuntamiento de Barcelona planifica en función de sus intereses económicos (urbanismo comercial) y del capital privado inversor, antes de dar soluciones urbanísticas a los ciudadanos de Barcelona, uno de los casos mas significativos es la reforma del barrio de La Mina, para la que solamente se destinarán 95 millones de euros en comparación con los 2.870 millones de euros aproximados del coste total del proyecto (7).

Considero que aparte de la Gran Ciudad (la “Gran Escala” la llaman algunos) del merchandising se necesita también, consolidar una arquitectura alternativa que se reclama diariamente en las calles de las caóticas ciudades del 3er mundo, una arquitectura que se requiere con urgencia en los gethos de inmigrantes de las ciudades de los países desarrollados, donde los nómadas habitantes “de segunda”, habitan espacios insalubres, con hacinamientos enfermizos, lo que les obliga a apropiarse de plazas y calles para aliviar esta “in-habitabilidad” en la que transcurre la vida de las mayorías empobrecidas del planeta.

Esta es la visión general de la cual parto para hablar y dar mi opinión acerca del Forum de las Culturas 2004, y criticar abiertamente (Como llevo haciendo ya en varias publicaciones)(8) este merchandising actual que construye metros y metros cuadrados de arquitectura, cuando menos, “indiferente” ante la realidad actual.

Arquitectura insolidaria. Una reflexión

Para entender mis hipótesis acerca de la actual necesidad arquitectónica, parto de dos premisas primordiales:

  • Actualmente se construyen metros y metros de arquitectura rentable bajo una piel que “vaya” con el estilo de la temporada, lo cual muchas veces crea una especie de “dislexia” entre lo netamente construido y su envolvente formal, que responde mas a cánones “de clase” pretendidos por los futuros dueños-usuarios.
  • Mientras que la realidad planetaria es inevitablemente “la pobreza”. Condición que no ha sido superada sino más bien, por el contrario, sigue agudizándose en el tiempo presente.

La arquitectura actual está llena de “clichés”, de gruesos anecdotarios fotográficos que se encuadernan en lujosas ediciones “especiales” según la ciudad, el nombre del arquitecto y la “tendencia” del momento.

Los arquitectos “de moda” son los que proyectan, diseñan y construyen la arquitectura “actual” (que no moderna, ¡cuidado!), rondan no mas de una docena de personajes que van imprimiendo sus “sellos estilistas” en las mejores capitales del mundo, o en aquellas... “que puedan pagarles”.

Nos sería fácil imaginar entonces, las reuniones de alcaldes hablando de sus ciudades, y haciendo “intercambios de cromos”... ¡como cuando éramos niños!:

– Yo tengo un Gehry...– Yo un Foster...– Tengo en marcha un Herzog y De Meuron que quedará monísimo...– Sí, pero “nuestro” Gughenheim solo nos ha costado veinte mil millones de las antiguas pesetas...

En este merchandising de la arquitectura actual, no sería de extrañarnos de que en el corto plazo los estudios “importantes”(sic) (9) de arquitectura, empiecen a cotizar en la bolsa de valores de Nueva York:

– Las acciones de Calatrava han subido dos puntos– Las de Rem Koolhas punto y medio– Se rumorea que con el nuevo edificio de Frank Gehry en Barcelona, sus acciones han subido casi cuatro puntos– Creo que invertiré los diez millones de euros que le sobran a mi Ayuntamiento en Gehry), está en alza y asegura “mi” inversión pública.

Si con la construcción de los edificios los arquitectos contribuimos a crear (y recrear) la memoria colectiva de las sociedades y, si recordar el mal es la mejor manera de evitar su repetición, entonces aprovecho la ocasión para retomar la crítica constructiva a la arquitectura de hoy, la cual considero totalmente desfasada de la realidad actual.

¿Y por qué?... ¿con qué argumentos?... ¿por qué se construye y se proyecta una arquitectura insolidaria?

Pongo sobre la mesa mis certezas sobre la “frivolidad” en la que se mueven los grandes despachos de arquitectura; que parecen mas preocupados por la “retórica” del objeto y dejan totalmente abandonada la “poética” del habitar humano... vital para entender objetivamente la función social del arquitecto.

Y hago referencia a “nuestra” realidad que de una manera o de otra, comienza a ser motivo de preocupación y de creación de puntos de encuentro y debate en el ámbito mundial. Como han sido la Conferencia sobre Asentamientos Humanos (HÁBITAT I) en Canadá en 1976, la Cumbre de Río sobre “Medio Ambiente y Desarrollo” (1992), la Conferencia sobre Población (El Cairo 1994), la Cumbre sobre “Desarrollo Social” (Copenhague, 1995), la Conferencia sobre La Mujer (Beijing, 1995) o la Conferencia de Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos “HABITAT II” (Estambul, junio 1996) (10), así como las últimas ediciones del Foro Social Mundial de Porto Alegre en Brasil y que este año se trasladará por primera vez a la India.

Los grandes despachos de arquitectura dedican la mayor parte de su esfuerzo en resolver los problemas “formales” de las minorías. Y considero que la arquitectura del Fórum, es un buen ejemplo de ello.

La construcción del Fórum y la ampliación de la ciudad en el Poblenou, ha repercutido de manera atroz en la especulación en el precio de las viviendas, en la privatización de las infraestructuras de la zona, a retrazado obras planificadas del Ayuntamiento en otras zonas de Barcelona, y ha dejado al descubierto, al menos, “dudas más razonables” de los ciudadanos y algunos profesionales, ante el evento “cultural” que supone representa el Fórum (11).

¿En que realidad nace el fórum de las culturas 2004?

En el marco político actual es incomprensible la pasividad de muchos arquitectos ante la desesperanzadora realidad que nos envuelve. Debemos hablar del Derecho a la vivienda que recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 que, en su artículo 25 señala que: “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios” (12). Y debemos exigir a los Estados que han reconocido “el derecho a la vivienda” en su Constitución Política sean congruentes y pongan los medios y establezcan los apoyos necesarios para que todos los habitantes de sus respectivos países puedan hacer efectivo tal derecho.

Lanzó pues, un reproche a ese afán de protagonismo que tiene el minoritario mercado arquitectónico que publica en las revistas “para arquitectos” sus grandes bibliotecas, sus grandes catedrales, sus grandes halls de convenciones o sus grandes rascacielos, con el solo empeño de destacar “su” nombre en el marketing global de la arquitectura insolidaria que se practica actualmente.

Y no hablo por hablar, la actual separación cada vez más evidente entre el norte industrializado y vanguardista, y el sur dependiente y endeudado nos enfrenta a datos escalofriantes. A día de hoy puedo afirmar, que cerca 5.000 millones de habitantes viven en condiciones de pobreza y marginados de los planes sociales y de los beneficios de la globalización financiera, hablamos de casi el 83% de la población mundial (13) que se encuentra excluida también, de los planes “oficiales” de desarrollo arquitectónico y urbanístico. En 1989 el 20% más rico recibía el 82.7% de la producción económica mundial, mientras el 20% más pobre recibía solo el 1.4%. En este proceso podemos afirmar que actualmente la renta de las 350 personas más ricas del Planeta sea equivalente a la del 45% de la población mundial.

¿Diálogo cultural?... sí, pero en igualdad de condiciones

Las divisiones entre ricos y pobres derivadas de la globalización económica no se pueden resolver con “diálogos entre culturas” y sí, con actuaciones políticas claras que reivindiquen “el derecho a la diferencia”, pero desde la igualdad de condiciones entre los distintos pueblos y culturas del planeta.

Y el Fórum de las Culturas se ha desmarcado abiertamente de toda postura política (14), salvo quizás la de “expulsar” del recinto a los representantes del Tibet, por presiones políticas del gobierno de la República Popular China.

Pero lo cierto es que “la política”, forma parte esencial de la mezcla de culturas y su enfrentamiento por acceder a estratos de poder. Dos ejemplos claros:

  • El actual conflicto en Irak enfrenta abiertamente a la cultura musulmana, dueña del petróleo; y a la cultura occidental, neoliberal y cristiana, dueña del capital y del conocimiento técnico.
  • El conflicto zapatista de México, es un enfrentamiento abiertamente “político” para obtener reivindicaciones culturales negadas por los grupos de poder a lo largo de la historia.

Es decir, detrás de este supuesto “diálogo cultural” hay un “vacío” político que conlleva a una retórica que deslegitima toda acción “cultural” que no vaya acompañada de acciones “políticas concretas”.

Acciones “políticas” que denunciaran abiertamente y sin tapujos la situación económica y social de los pueblos pobres del planeta... ayudarían objetivamente, a crear un verdadero diálogo cultural

No podrá existir “diálogo entre culturas”, si antes no modificamos las condiciones de miseria y desigualdad en las que vive el 80% del mundo. Si no corregimos las condiciones de las migraciones internacionales forzadas, que obligan a millones de habitantes pobres a desplazarse hacia los países ricos que los rechazan, convirtiéndolos en los nuevos “parias planetarios” en el mundo de hoy.

¿Diálogo cultural?... sí, pero en igualdad de condiciones.

La sombra de la especulación

En el año 1999 un piso de 80 m2 de segunda mano en el Poblenou, costaba 15 millones de las antiguas pesetas (~95.000 euros), al año siguiente el mismo piso costaba ya 22 millones de pesetas, cerca de los 120.000 euros. Un piso nuevo de similares dimensiones en el año 2000 costaba 30 millones de pesetas, 180.000 euros aproximadamente.

Actualmente el coste medio de un piso “nuevo” en Poblenou, está entre los 50 y los 60 millones de pesetas entre 300.000 y 360.000 euros. Hablamos por tanto, de una inflación media de casi un 300% en 5 años, lo que representa un 60% anual (15).

Si vemos en esos mismos 5 años la evolución del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en España, las diferencias son notablemente inferiores. En al año 1999 el SMI era de 418 euros mensuales, y en el 2004 de 460.50 euros mensuales, lo que significa un incremento “solo”, de 8.50 euros (16) anualmente.

Es decir, una familia con renta media o media baja le es “imposible” adquirir una vivienda en la zona Fórum, y si accedieran a ella, dedicarán mas del 50% de sus ingresos familiares en pagar una hipoteca “nada más”, durante 30 o 40 años.

La arquitectura del Fórum optó decididamente por hacer la “Plaza mas grande del mundo”, por hacer el “Centro de convenciones más grande del Mundo”, por “no dejar paso” a nuevas generaciones de arquitectos para renovar el parque arquitectónico barcelonés, por no construir masivamente viviendas de “protección oficial” o de “alquileres asequibles” a jóvenes y mayores, por no resolver “efectivamente” los problemas del degradado barrio de la Mina, por no pensar mas en la “gente” de a pie y entregar mucho del parque construido a la clase empresarial pudiente, por llenar la costa del litoral de “nombres” de grandes arquitectos que refrenden de manera clara “la inversión” y rentabilicen “mundialmente” el nombre de Barcelona a escala planetaria.

A la pregunta de qué utilidad ciudadana tiene el espacio urbano que deja el Fórum responde el antropólogo Manuel Delgado: “Es un simple colchón entre la Mina y el Nuevo Barrio de Diagonal Mar, un cortafuegos para proteger la renovación residencial y terciaria de esta zona. Barcelona vive de decorados, y la operación urbanística asociada al Fórum es una maniobra para garantizar que las políticas de terciarización capitalista se puedan llevar a término sin problema” (17).

Si la arquitectura del Fórum pretendía “abrir” nuevas oportunidades urbanísticas a la ciudad de Barcelona y a los barceloneses, creo que queda en evidencia que la ola de críticas ciudadanas a este nuevo concepto de “urbanismo” que “excluye” a los ciudadanos... ¡está mas que justificada!.

Una vez más los arquitectos y la arquitectura han tomado partido... por la arquitectura insolidaria y especulativa.

Una revisión “otra” del Fórum de las Culturas 2004

El primer gran problema que enfrentó el Fórum de las Culturas fue la polémica “del bocadillo”, no se permitía a los visitantes a entrar un bocadillo para “obligarlos” a consumir dentro del recinto, el Alcalde Joan Clos salvó la cara permitiendo finalmente a la gente “entrar” su bocadillo al recinto.

Vino después el problema “técnico” de las goteras en el recinto de los guerreros de Xián, y que obligaron a cerrar la exposición al público mientras se solventaban (sic) las goteras.

Además la organización del Fórum (con el Alcalde Joan Clos al frente) han tenido que afrontar la movilización ciudadana, que protesta ante la especulación y a sacado a la luz “intereses oscuros” que financiaron el proyecto Fórum (18).

No considero que estos hechos sean meras “anécdotas” (19), ya que vienen planeando por este proyecto urbano casi, desde su concepción.

Uno de los efectos más devastadores de la globalización económica es el abismo exponencial existente entre ricos y pobres. En el informe sobre Desarrollo Humano de 1999 señala que la diferencia de ingresos entre los más ricos y los más pobres del mundo se ha incrementado de 60 a 1 en 1990 a 74 a 1 en 1997 (20). El 20% de las personas situadas en el nivel superior de los países más ricos produce el 86% del PNB mundial, el 20% del nivel inferior únicamente produce el 1 por ciento. El contraste entre riqueza y pobreza excluyente es abismal actualmente. Y estos son datos que van más allá de la anécdota frívola.

Pues bien, siempre que nos referimos a problemas mundiales, casi todos los situamos “lejos” de nuestra realidad cotidiana de ciudadanos ricos de primer mundo. Y el Fórum de las Culturas utiliza esta visión “simplista” de los problemas del orbe, ya que no propone soluciones concretas a las “causas”, y se queda únicamente en “retóricos diálogos” sobre las “consecuencias” de las desigualdades en el mundo de hoy.

Y los arquitectos “de renombre” han llenado Poblenou de pequeños sellitos, eso sí, caros, donde crear esta especie de divertimento cultural que queda lejos de los ciudadanos, de las realidades y de las acciones políticas concretas.

Como dije al principio de este artículo me es imposible abstraerme de la realidad para hablar de una arquitectura que, aislada, pretende ser referente de no sé qué tendencias, formalismos y contenedores.

Lejos de pretender frivolizar o hacer demagogia con los problemas “paralelos” a la arquitectura del Fórum, sí quiero mostrar “todo” lo que encierran los proyectos de arquitectura, y no solo explicar “sí la función define la forma”, o “sí la forma define la función”... “y la tendencia”. Para esto existen ya, las Revistas de Arquitectura... “para arquitectos”.

De la anécdota a la realidad, una disertación final

Con este artículo quiero unirme a las voces que desearían que el Fórum, tuviera una visión paralela de él mismo, una realidad bizarra que abordara realmente los problemas de la cultura, de la política, de la sociedad, pero desde posiciones más coherentes ante el mundo desigual que se delinea en este naciente siglo XXI.

Quiero contribuir con estas disertaciones a intentar aglutinar de nuevo al gremio arquitectónico a que se involucre también, y participe como ente político, y entre de lleno en el debate acerca de la arquitectura que necesitamos con urgencia aquí y ahora. La arquitectura que dignifique al hombre con su entorno, y que dejemos ya, de “adular” de manera “grosera” estas modernas arquitecturas de cartón piedra, que cuestan millones de dólares y que responden a una “formalidad”, entendida como mero “capricho” arquitectónico.

Barcelona “no necesitaba” el Fórum de las Culturas para proyectarse internacionalmente, las ciudades de hoy, “no necesitan” del desgaste financiero que representa la construcción “espectacular” de los espacios urbanos como el del Fórum, porque si un recinto pretende representar la culturalidad mundial, “no puede” gastar casi 2.870 millones de euros en la edificación de un “Parque Temático” de la Cultura.

Y quizás Barcelona debería dejar de lado un discurso si no falso, sí envuelto de contradicciones (y de espacios urbano-arquitectónicos “caros”) y dedicarse “afanosamente” en contribuir a la normalización y la equidad entre el norte rico y el sur cada vez más y más empobrecido.

Actualmente solo hay dos temas, o la arquitectura “espectacular” y mediática del merchandising de la nueva economía, o la arquitectura que se “compromete” con el problema de la pobreza extrema, y que pone el hombro para que el próximo Fórum de las Culturas incluya también, a los ciudadanos.

Y si lo conseguimos, entonces sí podríamos sonreír ante la “anécdota” del bocadillo sí, o bocadillo no... para entusiastamente describir y explicar arquitecturas “comprometidas” con la realidad, con la ciudad, con la necesidad, con la formalidad, con la poética, y por qué no, con la propia arquitectura.

La arquitectura y los arquitectos deberíamos involucrarnos verdaderamente en la transformación coherente del medio, “y de los medios”, ayudando así a “re-construir” nuestra memoria edificada

Aporto para ello mis disertaciones y dejo abierta la puerta al diálogo.

notas

 1
Barcelona, 2 de agosto de 2004.

 2
Página Web oficial del Forum: www.barcelona2004.org.

 3
Declaración final del IX Congreso de Antropología del Estado Español (FAAEE). Barcelona, septiembre de 2002. Información obtenida de la página web http://fotut2004.org/es/diversitat/1.pdf

 4
”En la ciudad existen reivindicaciones de barrio pendientes, pisos con aluminosis que llevan 11 años esperando, un déficit de equipamientos que afecta todos los distritos y un largo etcétera”. ANAYA, Andrés. “Els números del Fòrum”. La Veu del Carrer, nº 84. Barcelona, abr./mayo 2004 <www.linuxbcn.com/favb/pdfs/carrer_84/84_08.pdf>.

 5
Cabe señalar que la nueva Ministra de Vivienda del gobierno español ha elaborado un plan de choque para combatir la especulación inmobiliaria de los últimos años, que según datos del propio Ministerio a existido un aumento constante del 11% anual en el precio de la vivienda desde 1987.

 6
”Hay quien dice que el Fórum es una excusa para urbanizar la ciudad. ¿Y qué? Así es, afortunadamente: un motivo para acabar el último rincón dejado de la mano de Dios y de los hombres, y de los gobiernos hasta la fecha. Quedaba este territorio desmantelado y por fin se le ha prestado atención”. CAPELLA, Jordi. “Acontecimiento y ciudad. Estrategias de crecimiento de Barcelona”. Revista: Arquitectura Viva, nº 94-95. p. 36.

 7
”Las obras, que no afectan la totalidad del barrio (de La Mina), acabarán, si todo va bien, en el año 2010. Los vecinos, que malviven de hace años en bloques inmundos, están estupefactos delante de la doble velocidad de las obras. El Fórum es muy rápido, La Mina lenta”. “Els números del Fòrum”. Op. cit.

 8
GONZÁLEZ ORTIZ, Humberto. “Carlos González Lobo. Caminos hacia lo alternativo dentro del ámbito conceptual, proyectual y contextual de la arquitectura”. Tesis Doctoral, <www.tdcat.cesca.es/TDCat-0619102-190229>. Ver también: 1. “Arquitectura e indiferencia. Carlos González Lobo... búsqueda de una arquitectura apropiada”. Ponencia presentada en el III Congreso Internacional Arquitectura 3000. La arquitectura de la indiferencia. Barcelona del 30 de junio al 2 de julio de 2004; 2. “Arquitectura e indiferencia. Carlos González Lobo... búsqueda de una arquitectura apropiada”. Arquitextos, Texto Especial nº 243. São Paulo, Portal Vitruvius, julho 2004 <http://www.vitruvius.com.br/arquitextos/arq000/esp243.asp>.; 3. “Indiferencia... ¿y arquitectura?. Carlos González Lobo... búsqueda de una arquitectura apropiada” <http://www.sobrearquitectura.com/cgi-bin/of_busctemas.cgi?p=2&sdf=4>; 4. “Arquitectura en precario. La propuesta de Carlos González Lobo”. Ergo-Sum, Vol. 11, nº 1, mar. 2004 < http://148.215.4.212/rev/104/10411115.pdf>; 5. “Arquitectura en precario. La propuesta de Carlos González Lobo”. Legado de Arquitecturay Diseño, nº 1. Plaza y Valdés, sep. 2003 / feb. 2004

 9
Los que construyen las viviendas sociales o rehabilitan escuelas y hospitales, los arquitectos “comprometidos” que construyen día a día arquitectura de calidad pero que están alejados del boom de promociones internacionales (Rogelio Salmona, en Colombia o el desaparecido Ingeniero Eladio Dieste en Uruguay, son dos excelentes ejemplos de ello)... no juegan en la Major League de la arquitectura de hoy. Y los que se dedican a proyectos de cooperación junto a los pobladores para “hacer ciudad” en el tercer y cuarto mundo, es que, vamos... ¡ni siquiera figuran en los títulos de crédito!.

 10
Para un mayor conocimiento acerca de los temas de Iberoamérica y el HABITAT II se puede consultar: Iberoamérica Ante Hábitat II. Actas de las Jornadas celebradas en la Casa de América. Madrid 30 y 31 de mayo 1996. Programa CYTED (Programa Iberoamericano de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo). Secretaría General del Plan Nacional de I+D. Ministerio de Fomento. Junta de Andalucía. Serie MONOGRAFÍAS. Edita: Centro de Publicaciones. Secretaría General Técnica, Ministerio de Fomento. Madrid 1996.

 11
”A corto plazo el Fórum debe demostrar que es un éxito organizativo, y que es capaz de proyectar internacionalmente los grandes debates que preocupan hoy a la humanidad. En el largo plazo, deberá constatar sí la operación urbanística impulsada por ese acontecimiento goza de soporte social, intercultural e incluso medio-ambiental y apunta a un proyecto de convivencia o solamente responde a unos negocios especulativos”. CLARÓS, Salvador. “El veritable objectiu del Fòrum”. La Veu del Carrer, nº 84. Op. cit. <http://www.linuxbcn.com/favb/pdfs/carrer_84/84_16_17.pdf>.

 12
Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Consultar la página web www.un.org/spanish.

 13
”Actualmente la población mundial se cifra en 6.000 millones de habitantes y se afirma que 5.000 millones viven en condiciones de pobreza”. Foro Social Mundial 2002. Una asamblea de la humanidad. Varios autores. Porto Alegre, Icaria Editorial, mar. 2002, p. 58.

 14
De hecho hubo una polémica cuando el día de la inauguración, los discurso de apertura del Rey Juan Carlos y del Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, fueron flanqueados por las banderas de Cataluña y España.

 15
Según datos de la empresa inmobiliaria TINSA, Barcelona con un precio medio de 2.660 euros el metro cuadrado de vivienda de nueva construcción, es la segunda ciudad más cara de España después de Madrid. Información obtenida de la página web de la Cadena SER: www.cadenaser.com. Barcelona a 27 de julio de 2004.

 16
Información obtenida de la pagina web del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales: www.mtas.es/infpuntual/SMI2004/Inicio.htm.

 17
Entrevista de Marc Andreu al antropólogo Manuel Delgado, titulada: “El Fòrum trivialitza la diversitat i ven la Ciutat”. Información obtenida en la pagina web: www.linuxbcn.com/favb/pdfs/carrer_84/84_06.pdf. La Veu del Carrer (op. cit.), nº 84, p. 6.

 18
”Los socios capitalistas de este Fórum son el Grupo Endesa, Telefónica, La Caixa, Toyota y el Corte Inglés, y los patrocinadores hasta ahora son IBM, Indra, Iberia, Damm, Media Pro, Nestlé, Nutrexpa, Randsted, Henkel, Leche Pascual, Coca-Cola, Roca, GLEvents y AGBAR. Encontramos aquí empresas repetidamente denunciadas por agresiones al medio ambiente y a pueblos indígenas por los propios consumidores y trabajadores, y comprometidos con la economía de la guerra y el neoimperialismo”. 10 razones para no ir al Fórum.

 19
Tal como lo afirma Luis Fernández-Galiano en su prólogo “Semáforo del Fórum”. Arquitectura Viva, nº 94-95 (op. cit.).

 20
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, “Informe sobre desarrollo humano”, Oxford University Press, Nueva York, 1999, p. 2. (el quinto de la población mundial de los países más ricos en comparación con el quinto de en los países más pobres).

sobre el autor

Humberto González Ortiz es Doctor en Arquitectura por la Universidad Politécnica de Cataluña y arquitecto de la Universidad Nacional Autónoma de México.

comentários

053.06
sinopses
como citar

idiomas

original: español

outros: português

compartilhe

053

053.00

Cinemacidades

Fábio Duarte

053.01

Blade Runner. A cidade pós-futurista

Salvador Gnoato

053.02

A cidade vigiada. The Truman Show, de Peter Weir, 1998

Rosa Moura

053.03

Hotel de um milhão de dólares

Clovis Ultramari

053.04

Elogio aos errantes. Breve histórico das errâncias urbanas

Paola Berenstein Jacques

053.05

El renacimiento de las estaciones ferroviarias

Una renovación urbana con"dulces y látigos", en Austria y Alemania (1)

Thomas Hagedorn

053.07

João Walter Toscano e a arquitetura da cidade

Margareth da Silva Pereira

053.08

Arquitetura limítrofe. Invólucro sagrado dos anjos de rua

André Teruya Eichemberg

053.09

Dobrando espaços. A obra de Ana Holck

Alberto Tassinari

053.10

Espaços de lazer e cidadania: o Parque Farroupilha, Porto Alegre

Luiz Fernando da Luz e Ana Rosa de Oliveira

053.11

A imagem da cidade turística: promoção de paisagens e de identidades culturais

Maria da Glória Lanci da Silva

jornal


© 2000–2019 Vitruvius
Todos os direitos reservados

As informações são sempre responsabilidade da fonte citada